Blog de Profesiones ON-LINE. Información en un solo lugar.

Ventas minoristas 6,5% abajo en 2014

Según la CAME, el año concluyó con un diciembre activo, donde las ventas minoristas subieron 2% anual luego de 11 meses consecutivos en baja. Pero si bien ese repunte permitió dotar de liquidez a muchos comercios que venían financieramente debilitados, no alcanzó a revertir la tendencia del año.

Las ventas minoristas cayeron 6,5% en 2014, marcadas por un año donde el poder adquisitivo de las familias se redujo y se desaceleraron visiblemente los gastos de consumo.

Así surge del Indicador de Evolución de Ventas Minoristas que elabora CAME en base a datos sobre cantidades vendidas brindados mensualmente por más de 900 comercios del país.

Los comercios comenzaron 2014 con su actividad en baja. Por precaución primero y por pérdida de ingresos después, desde principio de año, la demanda familiar se movió con cautela, con más consultas que operaciones, y esa tendencia se mantuvo a lo largo del año.

El patrón de comportamiento que prevaleció, sobre todo en los sectores de ingresos bajos, medios, e incluso en el segmento medios-altos, fue controlar el presupuesto, establecer prioridades de consumo, aprovechar las oportunidades de financiamiento, y esperar las ofertas del mercado. Alrededor de ese esquema giró el movimiento comercial de casi todo 2014.

Algunos de los rubros más afectados por la retracción del consumo fueron: ‘Electrodomésticos y Artículos Electrónicos’ con una caída anual de 8,4% en sus cantidades vendidas, ‘Juguetería’ con una baja anual de 6,9%, ‘Neumáticos’ (-9,7%), ‘Ferretería’ (-7,7%), e ‘Indumentaria’ (-6,4%).

Tampoco las fechas especiales tuvieron la fuerza de otros años para estimular las compras, e incluso en festejos donde el regalo tiene un rol importante como son el Día de la Madre, del Padre o del Niño, las ventas finalizaron en baja.  

A partir de septiembre el consumo se vio algo reanimado con el programa Ahora 12, que fue una buena posibilidad para que las PYMES captaran el público que se orientaba a comprar en cuotas en los grandes comercios. Más de 100 mil comercios pequeños del país ofrecieron esa opción de pago. Así, el efecto de ese programa, sumado a los acuerdos CAME-ATACYC lanzadas en el interior para financiar compras en 6 cuotas, permitieron que desde noviembre, con una economía más tranquila y sin sobresaltos, se observara algo más de movimiento en el consumo.

Consideraciones Generales 

  • Las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 6,5% en 2014. Es el tercer año consecutivo que las ventas caen, aunque en 2012 y 2013 no lo habían hecho con tanta firmeza.



  • Los 22 rubros relevados finalizaron el año con caídas en sus volúmenes físicos de ventas, aunque con matices: mientras ‘Alimentos y bebidas’ solo se retrajo 2,9% frente a 2013, hubo otros más afectados como ‘Electrodomésticos y Artículos Electrónicos’ que bajó 8,4% anual, o la ‘Actividad inmobiliaria’ que mermó 15,8%.



  • Si se mide la evolución de las ventas minoristas ponderando en el promedio cada uno de los rubros relevados según la participación en la canasta de consumo, la caída anual en las ventas minoristas en 2014 se reduce sólo levemente, a 6,2%. Y si además se excluye al sector inmobiliario del indicador ponderado, que es el rubro que viene mostrando la tasa de caída anual más profunda, el resultado de las ventas minoristas en el año (siempre medidas en cantidades), arroja una baja promedio de 5,7%, igualmente relevante.


    • Una característica de 2014, fue que la demanda se movió muy ligada a los descuentos y a las opciones de financiamiento que ofrecieron los comercios. Por eso los programas de financiamiento que incluyeron a las PYMES fueron muy positivos para evitar que la venta se concentre en los grandes comercios, como venía sucediendo en 2012 y 2013.
    • En cambio, un factor que incidió negativamente en las ventas del año, fue el comercio ilegal que se manifiesta en dos formatos: manteros en la vía pública y saladitas. Esa forma de venta se incrementó en todo el país durante 2014, especialmente en las grandes ciudades que no controlan la venta ilegal. Según el último relevamiento de CAME, a mediados de 2014 había 540 saladitas en todo el país con 56.785 vendedores ilegales y ventas mensuales por $2.227 millones.
    • Un canal de ventas que cobró gran relevancia en el año, fue internet. Muchos comercios de calles y avenidas eligieron los sitios de descuentos o los mercados virtuales para promocionar y vender sus productos, logrando muy buenos resultados.


    • Un comportamiento común del año, fue la búsqueda de productos más económicos, de segundas marcas, ofertas, y todo aquello que pudiera abaratar la canasta de consumo habitual sin tener que reducirla.
    Consideraciones por rubro


    • Uno de los rubros más afectados por la retracción del consumo en 2014, fue ‘Electrodomésticos y artículos electrónicos’. La incertidumbre que prevaleció en buena parte del año y los ruidos del mercado cambiario, frenaron los planes de consumo de muchos bienes durables. Así, en el balance 2014 ese rubro mostró una caída anual de 8,4% en sus cantidades vendidas. Lo que más se resintió fue la venta de electrodomésticos. En cambio, tuvieron mejor performance los artículos electrónicos, que de por sí muestran una dinámica diferente porque las constantes salidas al mercados de nuevas versiones y mejor tecnología impulsan su consumo. Productos como los smartphones, consolas de juego, tablets, audio, o televisores led, tuvieron una venta constante. En el caso de los televisores, la venta anual de unidades superó a 2013 por el mundial de fútbol que generó venta masiva de esos productos. Pero a pesar del año débil que tuvieron los comercios de ese rubro, la venta comenzó a mostrar mejor dinamismo en el último trimestre. Y en diciembre, especialmente, las cantidades vendidas subieron 5,7% anual.

    • Entre los rubros de mayor participación en la canasta minorista que se vieron afectados por la retracción del consumo familiar durante la mayor parte de 2014, se encuentra ‘Indumentaria’. Las cantidades vendidas finalizaron 2014 con una baja anual de 5,7%. Hubo ofertas todo el año, algunos locales optaron por liquidaciones permanentes para darle rotación a los productos. Pero aun así, la venta fue tranquila. Las familias compraron lo necesario, y sólo corrieron detrás de las oportunidades cuando eran muy buenas. Además, como algunos bancos ofrecieron descuentos en determinados días, y el programa Ahora 12 funciona de jueves a domingo, 2014 estimuló el hábito de planificar los días de consumo para obtener los descuentos. Eso quedó en evidencia cuando al recorrer una calle se veía un comercio desbordado y otro muy similar en variedad y precios, vacío.
    • Otro rubro con un dinamismo muy moderado en 2014, fue ‘Jugueterías, Libros y artículos de librería’, donde las ventas en cantidades cayeron 6,9% frente a 2013. Las familias controlaron los gastos en esos artículos durante todo año. En lo que es Libros, aumentó la venta de usados y también creció las bajadas por internet, modalidad que permiten no sólo adquirir literatura a menor precio, sino que en general hoy muchos individuos ya pasaron directamente al formato de lectura digital. En el caso de los juguetes, la venta se movió alrededor de los cumpleaños, y fechas especiales como Reyes, Navidad o Día del Niño. Pero fuera de eso, el movimiento fue muy tranquilo. A diferencia de otros rubros, los comercios de barrio se vieron favorecidos porque allí la gente encontró mejores precios y mayor variedad de productos. Pero de todos modos la venta fue floja. Como buena noticia para las empresas de ese rubro, en diciembre las ventas tuvieron un repunte interesante al registrar un aumento de 6,9% en las cantidades vendidas frente a diciembre 2013. El movimiento del último mes del año ayudó a recomponer la liquidez de muchos comercios, aunque los empresarios consultados sostienen que se requieren varios meses más en alza para reponerse de lo que dejó 2014. Las expectativas por ahora están puestas en la primera semana de enero 2015, cuando se festeja Reyes.




    • En ‘Alimentos y Bebidas’, las cantidades vendidas finalizaron el año con una caída anual de 2,9%. La principal  baja se sintió en bebidas, donde las familias dejaron de comprar incluso las segundas marcas. En general los almacenes de barrio sintieron las ofertas más agresivas que lanzaron durante todo el año los hipermercados, con devoluciones en cupones de hasta 100% del valor de algunos productos, descuentos de 15% a 30% en la compra general, o promociones tipo 3x2 o 4x3. Muchas familias durante el año segmentaron compras para aprovechar esos esquemas de descuentos. Al comercio chico se le complicó igualar las ofertas de las grandes cadenas. Como contrapartida se vieron favorecidos porque para cuidar sus gastos hubo familias que dejaron de hacer la compra grande, y concurrieron más veces al comercio cercano. El programa ‘Precios Cuidados’ ayudó a sostener el consumo sobre todo de Alimentos, aunque en los comercios PYMES hubo menos variedad de productos alcanzados por ese sistema.


    • Un rubro que se mantuvo con bajas muy profundas, fue la venta de ‘Neumáticos’. En el balance anual mostró una caída de 9,7% frente a los volúmenes físicos vendidos en 2013, pero hubo meses donde las bajas anuales superaron el 16% (agosto y septiembre, por ejemplo). La venta de esos productos se vio afectada por un lado, por la caída general en la demanda automotriz y el menor uso del automóvil frente al encarecimiento de los combustibles (sobre todo se sintió en lo que es uso diario). Pero a la vez, por la pérdida de poder adquisitivo, los comercios consultados sostienen que los recambios de cubiertas se están postergando más de lo debido para mantener la seguridad del automóvil. Eso se observó no solo en el automóvil de uso particular, sino también en el utilizado para transporte, ya sea de mercadería como de pasajeros.
    Informe CAME

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    • Nuestras actualizaciones a tu mail

    • O suscribite vía RSS:RSS