Blog de Profesiones ON-LINE. Información en un solo lugar.

Prorrogan hasta 2015 el plan de reducción de mortalidad materno infantil


El Ministerio de Salud prorrogó hasta 2015 el Plan Operativo para la Reducción de la Mortalidad Materno Infantil, de la Mujer y de las Adolescentes, y determinó prioritario la reducción de los embarazos adolescentes y la disminución de la mortalidad por cáncer cérvico-uterino, entre otros objetivos.

La prórroga realizada a través de la Resolución 934/2012, publicada hoy en el Boletín Oficial y firmada por el titular de la cartera, Juan Manzur, asegura en sus considerandos que “la mortalidad de los niños menores de un año de edad y de la mujer, en particular en los grupos más pobres, es uno de los problemas sociales y de salud pública más importantes para el Gobierno Nacional, que hacen imperativa la necesidad de profundizar las políticas sociosanitarias tendientes a la reducción de la mortalidad de dicha población”.
En este sentido, recuerda que por la resolución ministerial 1087/10 se aprobó el Plan Operativo para la Reducción de la Mortalidad Materno Infantil, de la Mujer y de las Adolescentes, en el ámbito de la Subsecretaría de Promoción y Programas Sanitarios del Ministerio, durante el período 2009-2011.
El texto de la resolución asegura que al finalizar la ejecución del Plan 2009- 2011 se realizó una reunión con funcionarios de los gobiernos provinciales y municipales, organizaciones no gubernamentales, sociedades académicas y científicas y agencias internacionales para evaluar sus resultados.
“No obstante haberse avanzado considerablemente hacia el logro de las metas planteadas en el Plan 2009-2011 con respecto a la mortalidad materna, infantil, de las mujeres y de adolescentes, tales resultados se consideraron insuficientes, surgiendo la necesidad de renovar el Plan por un nuevo período, profundizando y ampliando sus acciones”, indica.
La resolución plantea la necesidad de establecer nuevas metas para 2015 y celebrar nuevos acuerdos con distintas jurisdicciones.
En primer lugar, se plantea como objetivo fundamental la reducción de la mortalidad de los niños menores de 5 años a menos de 9,9 defunciones por cada 1000 nacidos vivos; reducir la mortalidad infantil a menos de 8,5 defunciones por cada 1000 nacidos vivos; reducir en 10 por ciento la desigualdad entre provincias y disminuir la inequidad interregional.
En segundo lugar, la reducción de la mortalidad materna por todas sus causas a menos de 1,3 muertes por cada 10.000 nacimiento; la mejora en el acceso a la atención de calidad de la salud sexual y reproductiva, como lograr cobertura de métodos anticonceptivos para al menos el  75 por ciento de la población objetivo (mujeres de 15 a 49 años que tienen cobertura de salud pública exclusiva y que no están embarazadas) y una cobertura de la atención prenatal de al menos cinco consultas para el 90 por ciento de las embarazadas.
También, la reducción de la fecundidad adolescente precoz (10 a 14 años) de un 1,5 y en la adolescencia tardía (15 a 19 años) de 55 por cada 1000 mujeres y la implementación de un abordaje integral del embarazo.
En cuarto lugar, la necesidad de reducir la mortalidad del adolescente por causas externas a menos de 28 por cada 100.000 mujeres y por último la disminución de la mortalidad por cáncer cérvico-uterino a un índice de 6,1 muertes por cada 100.000 mujeres y el aumento de la cobertura del tamizaje al 60 por ciento de la de la población objetivo (mujeres entre 35 y 64 años).
Para alcanzar los objetivos, la resolución establece la ejecución  de acciones específicas como la asistencia técnica del Estado nacional a las provincias para el seguimiento conjunto del plan , así como, la evaluación periódica de los procesos y los resultados; la capacitación en servicio del personal crítico en los centros asistenciales a través del Programa Nacional de Capacitación en Servicios, así como, la coordinación de la actividad de los capacitadores provinciales y regionales, y el seguimiento de sus resultados.
También, la capacitación en emergencia obstétrica; la adecuación y/o regionalización de las redes sanitarias provinciales; la comunicación social del plan y sus avances; la rendición de cuentas con respecto al logro de procesos y resultados; la participación de actores sociales e instituciones sanitarias, nacionales y provinciales, gubernamentales y no gubernamentales, instituciones académicas y científicas y agencias internacionales; el financiamiento para la adecuación de la estructura edilicia de los prestadores.
Por último, la instrumentación de programas de apoyo económico para becas de enfermería, obstétricas, citotécnicos y otras, para las provincias que presenten tasas de mortalidades superiores a la media nacional; el fortalecimiento e integración de los sistemas de información; la capacitación nacional y provincial de los funcionarios y trabajadores de la salud y el establecimiento de un sistema de monitoreo con sala de situación (con paneles de gestión), enfatizando ocurrencia de resultados intermedios y mortalidad por departamentos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • Nuestras actualizaciones a tu mail

  • O suscribite vía RSS:RSS