Blog de Profesiones ON-LINE. Información en un solo lugar.

El tabaquismo es el principal factor de riesgo también del cáncer de laringe

El director del Instituto Nacional del Cáncer, Javier Osatnik, aseveró que comer sano, hacer actividad física y no fumar evitarían cerca del 40% de los diversos cánceres. Según él, la mayoría de los tipos de este mal están vinculados al consumo de tabaco, dietas no saludables y a infecciones.


Según el Ministerio de Salud de la Nación, el tabaquismo es la primera causa de muerte evitable, que se cobra la vida de 40.000 argentinos cada año, y de 6 millones de personas en todo el mundo.

“No existe nivel de exposición al humo del cigarrillo que sea seguro para el organismo, por lo que se recomienda mantener ambientes 100% libres de humo de tabaco”, enfatizó la cartera.

Informó que implementó una línea gratuita (0800 222 1002) que brinda asesoramiento a las personas que quieran dejar de fumar, que funciona todos los días del año y, además, ofrece un listado con más de 400 servicios públicos y privados existentes en el país para deshacerse de esta adicción.

Una nota emitida hoy por el Ministerio explica que las recientes noticias sobre el diagnóstico de cáncer de laringe por el cual está siendo tratado el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y la decisión de dejar de fumar del mandatario norteamericano Barack Obama, reavivan el debate acerca de los daños que ocasiona el consumo de tabaco, principal factor de riesgo que provoca este tipo de tumores malignos.

Según datos de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud (DEIS), dependiente de la cartera sanitaria nacional, en 2009, 740 hombres y 107 mujeres fallecieron por cáncer de laringe en Argentina.

Diversos estudios internacionales muestran una disminución del 60% del riesgo de padecer cáncer de laringe luego de entre 10 y 15 años de abandonar la adicción, por lo que siempre se recomienda dejar de fumar cuanto antes, para que la detección de la enfermedad y el tratamiento se produzcan en etapas tempranas y tengan un porcentaje mayor de recuperación.

Ya hace más de dos décadas, distintas investigaciones epidemiológicas mostraban que los hombres que fuman tienen 14 veces más riesgo de desarrollar cáncer de laringe que los que no. Para los ex fumadores el porcentaje se reduce a 6 veces. Los mismos valores se manejan en el sexo femenino, siendo 13 veces más propensa la mujer fumadora y 5 veces la ex fumadora.

Sin embargo, al igual que sucede con las estadísticas sobre cáncer de pulmón –que produce siete veces más muertes en hombres que en mujeres-, el pico de casos de tumores malignos en el tracto respiratorio superior femenino aún no ha llegado a su límite, ya que el consumo de tabaco en este género comenzó más tarde que en el hombre. Por lo tanto, las consecuencias recién podrán verse en de 20 años.

Muchos cánceres se pueden prevenir y otros se pueden detectar en las primeras fases de desarrollo para ser tratados y curados. Incluso en etapas avanzadas de la enfermedad se puede retrasar su progresión y el dolor se puede controlar o reducir.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • Nuestras actualizaciones a tu mail

  • O suscribite vía RSS:RSS