Blog de Profesiones ON-LINE. Información en un solo lugar.

El Senado dio media sanción a la ley "Anticarancho"

El Senado dio media sanción hoy al proyecto de ley conocido como "Anticarancho", elaborado por la senadora neuquina Nanci Parrilli, que permitirá desarticular las maniobras de organizaciones que lucran con el dolor de las víctimas de accidentes de tránsito.


La norma, que pasa ahora a Diputados, apunta a impedir las maniobras de organizaciones integradas por abogados o pseudo abogados, médicos, camilleros, choferes de ambulancias y policía entre otros, que intentan sacar provecho de las víctimas o los deudos de víctimas de ese tipo de siniestro.

La senadora hizo notar que los sujetos más vulnerables y afectados por el accionar de dichas asociaciones ilícitas son generalmente humildes trabajadores que ante experiencias dolorosas ocasionadas por accidentes de tránsito, son defraudados y estafados, quedando en un total desamparo, con la pérdida del sostén económico de la familia y sin la indemnización que por ley les correspondería.

De aprobarse también en Diputados y convertirse en ley, las víctimas estarán protegidas frente a estas maniobras, mediante tres mecanismos:

a) Todo acuerdo extrajudicial sobre una indemnización de este tipo, debe ser homologado por el Juez;

b) El pago de la indemnización debe ser efectuado directamente a la víctima aunque hubiera dado poder para cobrar.

c) Se prohíbe ceder más del 40% de los créditos derivados de accidentes de tránsito. Esta última propuesta se incluyó a iniciativa de la Senadora Riofrio quien había presentado un proyecto en este sentido

La película argentina “Carancho” (Pablo Trapero, 2010), hizo pública una de las maniobras delictivas más frecuentes en nuestro país. Abogados con la complicidad de médicos, camilleros, choferes de ambulancia y policías, se dedican a captar la confianza de las víctimas de accidentes de tránsito o de sus deudos para gestionar, a través de un poder, el cobro de la indemnización que les correspondería.

Una vez que acuerdan la indemnización, cobran el dinero usando el poder que le dio la víctima o sus herederos. Pero la indemnización no llega a las víctimas o sus deudos, porque no se la entregan o sólo le entregan una parte ínfima de la misma.

Otro modus operandi de los “caranchos” es cuando “compran” a un precio irrisorio los derechos de las víctimas contra los autores del daño. De esta manera compran una futura indemnización al 10 o 20% de su valor, hacen el juicio y obtienen una ganancia que oscila entre el 90 y el 80% de su “inversión”.


0 comentarios:

Publicar un comentario

  • Nuestras actualizaciones a tu mail

  • O suscribite vía RSS:RSS