Blog de Profesiones ON-LINE. Información en un solo lugar.

Apoyo técnico y financiero a emprendedores de software

La cartera de Industria, a cargo de Débora Giorgi, brinda asistencia técnica y financiera a una docena de grupos asociativos que integran un centenar de pequeñas y medianas empresas de las provincias de Santa Fe, Mendoza, Neuquén, Corrientes, Chaco, Tucumán, Buenos Aires, Jujuy, La Pampa y Córdoba.


Los clusters fueron conformados en los últimos tres años (tienen en promedio 9 empresas cada uno), con la finalidad de encarar proyectos específicos de desarrollo de productos de software, programas de posicionamiento regional para exportaciones y ayudar a que la mano de obra especializada pueda desarrollarse en su lugar de origen en polos especializados.

En total, los grupos -que concentran 1.200 puestos de trabajo- recibieron aportes no reembolsables (ANR) por alrededor de 700 mil pesos.

En este marco, la ministra Giorgi destacó que el Gobierno “aplica políticas federales con hechos concretos que permitieron un desarrollo regional equilibrado y la generación de enclaves productivos y puestos de trabajo a lo largo y a lo ancho del país”.

Por ejemplo, en La Pampa se formó este año “PampaSoftware II”, en la ciudad de General Pico, con la participación de cinco empresas, a partir de una inversión inicial de 46.700 pesos y un Aporte No Reembolsable (ANR) de $26.000. El objetivo del Plan de Trabajo Asociativo (PTA) es consolidar al grupo como referente en el desarrollo de soluciones tecnológicas en la región.

En tanto, en Córdoba el Cluster Tecnológico de Río Cuarto incluye a ocho empresas. Con una inversión de 48.600 pesos proyecta convertirse en un referente en el mercado de TIC’s en la provincia mediterránea.

La Secretaría Pyme y Desarrollo Regional (Sepyme), que depende del Ministerio de Industria, designa a un coordinador que asiste a las empresas y organiza el trabajo asociativo (cuyos honorarios son aportados por la Secretaría). Asimismo, otorga financiamiento a través de un ANR que cubre el 60% del monto total del proyecto o vía Capital Semilla, que ofrece préstamos de honor a tasa cero de hasta 60 mil pesos (con supervisión de universidades públicas y la Sepyme, se devuelven si el negocio tiene éxito) a jóvenes de 18 a 35 años.

La posibilidad de asociarse para aunar esfuerzos, instalarse en el mercado y mejorar el producto es una opción que muchas empresas han elegido con éxito para desarrollar y mejorar su negocio.

Por ejemplo, en Corrientes se formó en 2008 un grupo asociativo con ocho profesionales jóvenes formados en las universidades públicas de la región. Así se creó el denominado Polo IT de Corrientes y -con apoyo económico y técnico de la Sepyme- desarrolló un programa de identificación de posibilidades comerciales a nivel nacional e internacional y de capacitación.

En Mendoza se puso en marcha en el 2009 el “Mendoza Software Factory II”, con la participación de cinco empresas y el otorgamiento de un ANR de más de 52.000 pesos; mientras que en Rosario, Santa Fe, se conformó el Cluster TIC’s Rosario II con la participación de ocho firmas y un ANR de casi 29.000 pesos.

“Las empresas tienen sus actividades y hay sinergia entre ellas para atender clientes, por ejemplo, en temas de conectividad e instalaciones a nivel local e internacional”, explicó Daniel Filigoi, uno de los empresarios del Grupo.

Así, hoy producen para una multinacional de Estados Unidos y para grandes empresas de diversos sectores (alimentos, medios de comunicación) y organismos que les permitieron ingresar a mercados como Brasil, Chile y México. “Sin el cluster estaríamos hablando hoy de profesionales que trabajan en su ciudad, en forma aislada. El grupo asociativo permitió avanzar hacia la creación de una verdadera industria en Corrientes”, apuntó Filigoi.

Capital semilla

A través del Programa de Capital Semilla muchos emprendedores también se financian para desarrollar proyectos vinculados al sector del software.

El Ministerio de Industria acompañó este año 85 proyectos de desarrollo de software (sistemas de gestión, tecnologías en la nube, bases de datos, escritorios remotos y aplicaciones web, entre otros) con una inversión pública del orden de los 2,2 millones de pesos.

Los jóvenes empresarios están asentados en las provincias de Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Buenos Aires, Formosa, Jujuy, Mendoza, Misiones, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santiago del Estero, Tucumán y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Por ejemplo, un crédito de honor de 30.000 pesos permitió a Carlos Borggi –de Chaco- adquirir equipamiento técnico para su emprendimiento de producción de software, dedicado íntegramente a la exportación de productos a Europa, donde asisten a empresas de diversa escala con programas a medida.

La participación en ese mercado fue impulsada a partir de la elaboración de una alianza estratégica con la pyme española ASSERTUM Tecnologías, con la que proyectan una evolución de negocios que les posibilitará crear 15 empleos en Resistencia. La empresa, ya instalada en un local del centro de esta ciudad, está en proceso de constitución de una SRL.

“Somos dos socios que nos conocemos desde la época de la facultad (en la carrera de Ingeniería en Sistemas) y veníamos trabajando informalmente. Presenté el proyecto por el préstamo de Capital Semilla mientras cursaba una maestría en negocios. Luego tuve contacto con la Universidad Nacional de Formosa (en todo el país, universidades nacionales participan del proceso de evaluación de los proyectos). Me respondieron rápido y pude cargar todo lo que pedían en la web de la Sepyme. Fue la primera vez que me presenté en un programa de este tipo y la experiencia fue buena, se notó la predisposición de la gente a ayudarnos”, contó Borggi.

El fenómeno del desarrollo de software en la región chaqueña es reciente. Carlos cuenta que luego de la instalación del Polo tecnológico en 2005 (Polo IT Chaco, que también contó con el apoyo del programa de Clusters de Sepyme) muchos estudiantes crean sus emprendimientos, generando empleo para los más jóvenes y generando arraigo en los profesionales, que hasta hace un tiempo, dejaban sus ciudades para conseguir trabajo.

Más ejemplos

-Cristian Fernando Bórquez Micol de La Banda, Santiago Del Estero, desarrollará un software de gestión para pymes.

-Santiago Yanotti inició una empresa de desarrollo de software de gestión para abogados en Yerba Buena, Tucumán.

-José Lobo Murga, de Tucumán, obtuvo un préstamo de honor por $15.000 para llevar a cabo las actividades de consultoría, investigación y desarrollo de un plan de negocios formal para su emprendimiento de software especializado en auditoría empresarial, gestión y administración de pymes.

1 comentarios:

Publicar un comentario

  • Nuestras actualizaciones a tu mail

  • O suscribite vía RSS:RSS