Blog de Profesiones ON-LINE. Información en un solo lugar.

Acordarán con la industria alimentaria reducir el contenido de sal en los alimentos procesados


Los ministros de Salud, Juan Manzur, y de Agricultura, Julián Domínguez, suscribirán mañana un convenio con la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), con el objetivo de reducir progresivamente el contenido de sodio en los grupos de alimentos industrializados.
El acuerdo, que será suscripto mañana a las 11 en la sede de la cartera sanitaria, busca que la población argentina disminuya el consumo de sal y, de esta manera, se logre incidir sobre uno de los principales factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular, una dolencia que representa el 48% de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles, que anualmente causan la muerte de 36 millones de personas en el mundo.

Según proyecciones del Ministerio de Salud, la reducción de 3 gramos de sal en la dieta de toda la población salvaría unas 6.000 vidas anuales y evitaría aproximadamente 60.000 eventos cardiovasculares y ataques cerebrovasculares (ACV) cada año.

Actualmente, se estima que en Argentina el consumo diario de sal por persona asciende a 12 gramos, constituyéndose este hábito en un factor de riesgo significativo para la salud de la población. El convenio apunta a que en el año 2020 se alcance la meta de 5 gramos diarios de consumo promedio.

Establece que el sector industrial de alimentos reducirá de manera voluntaria y progresiva el contenido de sodio en los cuatro grupos de alimentos procesados prioritarios, integrados por los productos cárnicos y sus derivados -entre los que se encuentran chacinados cocidos y secos, y embutidos y no embutidos-; los farináceos, como galletitas, panificados y snacks; los lácteos, incluyendo una gran variedad de tipos de quesos; y las sopas, aderezos y conservas.

Las metas de este convenio fueron fijadas a dos años y tienen por objetivo promover la reducción del consumo de sal a partir de un trabajo mancomunado entre el Estado y la Industria Alimentaria para alcanzar, en 2020, los 5 gramos diarios de consumo promedio de sal por persona, según el valor máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dentro de las estrategias pensadas para combatir este flagelo, el organismo internacional determinó que la reducción de sal en los alimentos procesados es una de las herramientas más efectivas. Está comprobado que más del 60% de la sal ingerida por las personas proviene de este tipo de alimentos.

Para lograr este objetivo, desde 2010 la cartera sanitaria lleva adelante la iniciativa “Menos Sal, Más Vida”, una estrategia que persigue disminuir el consumo de sal de la población para reducir la importante carga sanitaria que representan las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y renales.

Este programa trabaja dos ejes fundamentales, la concientización de la sociedad sobre la necesidad de disminuir la incorporación de sal en las comidas y la firma de acuerdos con la industria alimentaria para lograr la reducción del contenido de sodio de los alimentos procesados.

En este sentido, conjuntamente con la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la cartera desarrolló acciones en las panaderías artesanales para que produzcan pan con menos en sal y sin sal -en base a la medida recomendada-, experiencia que permitió la reducción de un 25% de sal en el pan elaborado en más de 6.000 panaderías del país.

Participarán de la firma del convenio el presidente de la Copal, Daniel Funes de Rioja; representantes de empresas del rubro alimentario, tales como Arcor, Kraft, Quickfood, La Virginia, Sancor, Unilever, como así también las Cámaras de Industriales Lecheros y de Productos Alimenticios.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • Nuestras actualizaciones a tu mail

  • O suscribite vía RSS:RSS