Blog de Profesiones ON-LINE. Información en un solo lugar.

Productores son financiados para mejorar sus herramientas tecnológicas

El Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT) otorga fondos a proyectos de productores que tienen por objetivo innovar en tecnología. La iniciativa apunta a consolidar las economías regionales.

Los Proyectos Federales de Innovación Productiva constituyen un instrumento de financiamiento destinado a fomentar el acercamiento de la ciencia a las necesidades concretas de la producción nacional.



El principal objetivo, de esta oficina dependiente del Ministerio de Ciencia, es apoyar el desarrollo competitivo de las cadenas de valor de todo el territorio nacional en correspondencia con las estrategias de desarrollo regional.

En este sentido, la superación de las debilidades y desafíos tecnológicos representan un gran impulso para el crecimiento productivo desde una perspectiva específicamente sectorial.



Paralelamente, se busca articular el funcionamiento de diversas cadenas de valor a partir de la capitalización y potenciación de los efectos de la incorporación de innovación tecnológica en una cadena sobre el desarrollo de otra.

Entre los casos tomados por el COFECyT se encuentra el de un prototipo de cosechadora para berries, las frutas finas que son características de la Patagonia.

Uno de los que trabajaron en ese proyecto es Abel Rodríguez, el propietario de una chacra con plantaciones de frutas finas: cerezas, frutillas, frambuesas y moras, él destacó que este tipo de programas federales “es algo muy meritorio entre el sector público y privado y tiene que seguir así”.

Relató que actualmente “la fruta madura es extraída manualmente y depositada en bandejitas. Luego se enfría y clasifica para mandar al mercado.
Empezamos a desarrollar algo propio, adaptado a las plantaciones que tenemos, que son pequeñas”.

Por ello, se le solicitó al Gobierno una colaboración para desarrollar la máquina.“La idea es fabricar máquinas en serie porque este es un prototipo”, apuntó el productor.

Por su parte, Julio García, ingeniero forestal de la Universidad Nacional de La Plata, expresó la necesidad de estos aportes para consolidar economías regionales. “Trabajo desde el año 2001 en el programa Frutas Finas del centro Pyme de Neuquén, que nace ese año y se lo identificó como una oportunidad”.

“El 90% de la producción se destina a un consumo industrial: desde el catering hasta la fabricación de jaleas, jugos”, dijo García. Y apuntó: “En 2007 nos enteramos de la convocatoria del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología para proyectos de innovación productiva. Nos presentamos con la fabricación prototipo de cosechadora mecánica de berries. En este caso, y en la mayoría de los proyectos, si el Estado no participara apoyándolos directamente no se llevarían a cabo”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • Nuestras actualizaciones a tu mail

  • O suscribite vía RSS:RSS