Blog de Profesiones ON-LINE. Información en un solo lugar.

Reunión de OMS: Reconocen avances argentinos en prevención de enfermedades no transmisibles

Las autoridades mundiales de la salud, reunidas en Moscú, advirtieron un crecimiento dramático de la diabetes, cardiopatias y cáncer. Valoraron los avances de la Argentina en la prevención de las mismas. La delegación nacional, encabezada por el viceministro, llamó a la intervención del Estado.

El viceministro, Eduardo Bustos Villar afirmó que “la obesidad es hoy una epidemia mundial que está generando altísimos costos sociales y económicos que los sistemas de salud no van a poder sostener en los próximos años”.

Agregó que las enfermedades no transmisibles producirán “un alto impacto en la morbi-mortalidad de nuestras comunidades”.

El funcionario preside la delegación argentina de la Primera Conferencia Ministerial sobre Estilos de Vida Saludables y Control de las Enfermedades no Transmisibles (ENT), que se desarrolla hoy y mañana en la ciudad de Moscú.

Durante el encuentro, la directora de la Organización Mundial de la Salud, OMS, Margaret Chan y Katherine Sebelius, secretaria de Salud de los Estados Unidos, expresaron hoy un reconocimiento a la Argentina por su grado de avance en acciones para prevenir las ENT.

El evento cuenta con la participación de ministros y autoridades sanitarias de 140 países.

“La obesidad, la diabetes, las cardiopatías y el conjunto de las enfermedades no transmisibles son la principal causa de muerte en el mundo y su incidencia crece en forma dramática”, aseguró la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, durante el discurso de apertura.

Según Chan, “no es una exageración describir la situación como un desastre inminente: para la salud, para las sociedades y para todas las economías del mundo, sin excepción”.

En la ceremonia de inauguración del encuentro también estuvieron presentes el primer ministro ruso, Vladimir Putin, y el presidente de ese país, Dimitri Medvedev.

Epidemia

“Se habla de epidemia cuando el número de casos esperados de una patología supera lo que es esperable a nivel histórico y realmente lo que está sucediendo con las enfermedades crónicas no transmisibles constituye una epidemia porque representan el 63 % de la mortalidad promedio en todo el mundo”, sostuvo a su vez Máximo Diosque, secretario de Programas Sanitarios de la cartera nacional, también presente en el encuentro.

“Estamos en una situación muy delicada en la que los países tienen que tomar alguna posición activa, ya que como estamos observando en estas jornadas acá en Moscú, los presupuestos nacionales no van a poder dar respuesta a la carga de enfermedad que van a generar estas patologías, si uno tiene en cuenta la evolución esperada para los próximos años”, agregó Diosque.

Ante la gravedad de este problema, las Naciones Unidas decidieron que este año las enfermedades no transmisibles sean el tema principal de la Asamblea General de ese organismo, prevista para septiembre próximo y de la que tomarán parte mandatarios y jefes de Estado de 196 países.

Esta es la segunda vez que se incluye un tema de salud en la historia de la asamblea. La primera –que tuvo lugar en junio de 2001- permitió que se abordara con buenos resultados la problemática del VIH-Sida, generando el compromiso internacional ante esa epidemia.

El rol del Estado

Para Bustos Villar, “el Estado tiene que tener un rol insustituible e indelegable en la promoción de salud y la reducción de estas afecciones”. Reclamó que debe “llevar adelante fuertes políticas de control del tabaco y el uso indebido de alcohol, la promoción de una alimentación saludable y la actividad física”.

El funcionario agregó: “Todo esto debe ser promovido a través de la rectoría de un Estado activo, presente y promotor. Los argentinos sufrimos las consecuencias de su ausencia en los años 90 y ya sabemos que el mercado funcionando solo no puede dar respuestas que beneficien por igual a todos los ciudadanos”.

Mañana, Bustos Villar y Diosque mantendrán un encuentro con sus pares de la Federación Rusa para comenzar a desarrollar una propuesta de trabajo conjunto destinado a la investigación y el desarrollo de vacunas, medicamentos y biotecnología.

Posteriormente, constituirán junto a sus pares de Colombia, Brasil y Uruguay una reunión de seguimiento -en el marco de la Unasur- del desarrollo de una propuesta que dé respuesta a nivel regional en materia de políticas destinadas al combate de las enfermedades no transmisibles.

Estrategia argentina

Según la Organización Mundial de la Salud, las ENT causan el 63% de las muertes que se registran anualmente en el mundo. En cifras, esto significa 36 millones de muertos a causa de las enfermedades no transmisibles sobre un total de 56,8 millones.

El 25% de estas muertes (9,1 millones) son prematuras -ya que se producen en personas de menos de 60 años- y todas podrían ser prevenibles. Casi el 90% de estos fallecimientos prematuros corresponden a personas de ingresos medios-bajos. Dentro del grupo de las ENT, las de mayor prevalencia son las enfermedades cardiovasculares, los cánceres, las enfermedades respiratorias y la diabetes, en ese orden. Estas cuatro causas son las que producen la mayor cantidad de muertos en los países de bajos y medios ingresos.

Desde hace dos años, el Ministerio de Salud argentino lleva adelante una estrategia nacional de prevención y control de enfermedades crónicas no transmisibles basada en la propuesta por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la OMS.

La misma se desarrolla a través de programas específicos como el de Funciones Esenciales de Salud Pública (FESP) y el Plan Nacer.

Días atrás, durante una sesión de la Unasur - Salud desarrollada en Montevideo, el organismo emitió una resolución –impulsada por la representación argentina– por la cual se instó a las autoridades sanitarias de los países que integran el bloque regional “para que prioricen políticas de prevención y tratamiento de las enfermedades crónicas no transmisibles, por representar la principal amenaza para la salud y el desarrollo humano de los habitantes de la región”.

Según Sebastián Laspiur, director de Prevención y Control de Enfermedades Crónicas no Transmisibles de la cartera sanitaria nacional, el problema no solamente debe ser afrontado por el sector salud.

“Venimos trabajando en líneas de acción que apuntan a instalar el problema en las agendas de otras áreas del Estado, como educación, economía, cultura, agricultura y desarrollo social, como así también en la sociedad civil y el sector privado”.

Desde 2009, el Ministerio de Salud trabaja con cámaras empresariales para lograr la reducción de sodio en el pan, tanto en las panaderías como en los grandes productores de alimentos.

“Hemos logrado mucho en el tema del control del tabaco, principalmente a través de leyes provinciales, y en la promoción de la alimentación saludable. Argentina va a ser libre de grasas trans en 2014 y ha avanzado en el desarrollo del Código Regulatorio Alimentario y trabajando con actores de la sociedad civil”, agregó el funcionario.

En ese sentido, Margaret Chan y Katherine Sebelius, secretaria de Salud de los Estados Unidos, expresaron hoy un reconocimiento a la Argentina por su grado de avance en acciones para prevenir las ENT.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • Nuestras actualizaciones a tu mail

  • O suscribite vía RSS:RSS